La gripe en personas mayores

La gripe es una enfermedad muy común que afecta a personas de todas las edades. Los adultos mayores son particularmente vulnerables a la gripe, esto es algo que sabemos muy bien en nuestros centros geriátricos en Burgos, ya que sus sistemas inmunitarios no son tan fuertes como los de los adultos más jóvenes. Por esta razón, es importante que los adultos mayores reciban el tratamiento adecuado cuando están enfermos.

El alivio de los síntomas de la gripe

Afortunadamente, hay muchas cosas que se le pueden dar a un adulto mayor para ayudar a aliviar los síntomas de la gripe. Aquí hay algunas sugerencias:

  • Reposo: Es uno de los mejores remedios para la gripe. Un adulto mayor debe descansar tanto como sea posible cuando se encuentran enfermos para que su cuerpo se recupere.
  • Medicamentos para la tos y el resfriado: Pueden ayudar a reducir los síntomas de la gripe. Siempre, consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento para la gripe.
  • Líquidos: Beber líquidos como agua, zumos y tés ayuda a mantener hidratado al cuerpo y a aliviar los síntomas de la gripe.
  • Remedios caseros: Existen algunos remedios caseros que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la gripe, como beber una taza de caldo de pollo, tomar una taza de té con limón o inhalar vapores de agua caliente con sal.
  • Vitamina C: Es una excelente forma de apoyar al sistema inmunitario y reducir los síntomas de la gripe. Se puede encontrar en alimentos como los cítricos, las fresas y el brócoli.
  • Vacunación: La vacunación contra la gripe es la mejor forma de prevenir la enfermedad. Los adultos mayores deben hablar con su médico para ver si es adecuado para ellos recibir la vacuna para no tener ningún tipo de dificultad.
Es importante recordar que, si un adulto mayor presenta síntomas graves como fiebre alta, dificultad para respirar o dolor de cabeza intenso, debe buscar atención médica inmediata. El tratamiento adecuado puede hacer la diferencia en la recuperación del adulto mayor.