¿Qué son los síndromes geriátricos?

Se conoce como síndromes geriátricos a los que aparecen como un conjunto de cuadros clínicos motivados, generalmente, por dolencias de las personas mayores que se encuentran en nuestros centros geriátricos en Burgos. Estos pueden causar incapacidad funcional o social que acaban afectando de manera negativa a su calidad de vida.

¿Cómo afectan los síndromes geriátricos?

Los síntomas de los síndromes geriátricos incluyen incontinencia urinaria, deterioro cognitivo, caídas, inestabilidad e inmovilidad. Todos ellos afectan de forma diferente, aunque comparten algunas características como que suelen aparecer en personas con edades comprendidas entre los 65 años y los 80. Cuando estos síntomas se muestran, se origina un deterioro importante en la calidad de vida de las personas por lo que aumentan las necesidades de apoyo sociosanitario. Hay que destacar que, si las necesidades de la persona mayor no son atendidas de manera adecuada, se favorece su aislamiento social.

En la mayor parte de los casos, es prevenible y predecible el comienzo de los síndromes geriátricos. Además, si estos son diagnosticados de una manera adecuada, es más sencillo que cedan ante un tratamiento práctico. Pero para ello se requiere un abordaje terapéutico, una valoración integral, una participación multidisciplinaria y una utilización adecuada de los distintos niveles auxiliares. Cabe señalar que un síndrome geriátrico es identificado por la presencia de numerosos trastornos o síntomas que suceden a la vez y que se encuentran relacionados entre sí. Estos pueden venir causados por la existencia de una enfermedad subyacente o simplemente por el envejecimiento.